HIPOTIROIDISMO SUBCLÍNICO EN EDAD ESCOLAR

El hipotiroidismo subclínico se caracteriza por una elevación de la concentración de TSH, principal hormona encargada de la regulación de la producción de hormonas tiroideas, con cifras de tiroxina y triyodotironina libres (LT4 y LT3) dentro del rango de la normalidad. Teniendo en cuenta que se trata de un diagnóstico basado en cifras de laboratorio es importante conocer los valores de referencia de cada laboratorio. En general, el límite superior de la TSH se encuentra alrededor de 4.5 - 5 mU/L. Además, debemos diferenciar el hipotiroidismo subclínico de otras elevaciones transitorias de la TSH por lo que la determinación de TSH debe repetirse a las 6-8 semanas antes de establecer el diagnóstico.
A lo largo de la evolución del proceso pueden ocurrir tres situaciones:
  • Evolución hacia la normalización de la función tiroidea, recuperándose los valores de normalidad de las cifras de TSH, lo que suele ocurrir especialmente en la adolescencia.
  • Estabilización de los valores de TSH.
  • Evolución hacia el desarrollo de un hipotiroidismo con cifras disminuidas de
    hormonas tiroideas, situación, según algunos trabajos, menos frecuente en los casos de hipotiroidismo subclínico idiopático en la infancia.

Los casos con mayor riesgo de evolución hacia un hipotiroidismo son:
  • Pacientes que presentan marcadores de autoinmunidad positivos.
  • Pacientes con enfermedad tiroidea previa.
  • Pacientes con tratamientos antitiroideos previos.
  • Pacientes que presentan cifras de TSH superiores a 10 mU/L

La mayoría de los niños en edad escolar suelen estar asintomáticos, aunque algunos pueden presentar sintomatología tal como la aparición de bocio, ganancia de peso, alteración de la velocidad de crecimiento, anemia, somnolencia, cansancio y alteración del desarrollo psicomotor.

El hipotiroidismo subclínico es una entidad que se puede asociar a ciertas patologías como la diabetes mellitus tipo 1, la enfermedad celíaca, la artritis reumatoide, el síndrome de Down ó el síndrome de Turner, requiriéndose en estos casos la realización de controles periódicos con el fin de detectar precozmente el problema en caso de aparición .

Si tenemos en cuenta lo anteriormente expuesto, especialmente en lo relativo con la evolución del cuadro proponemos para el manejo de estos niños el siguiente algoritmo.
Stacks Image 4
CÓMO DERIVAR LOS PACIENTES CON HIPOTIROIDISMO SUBCLÍNICO
Para una correcta derivación de los pacientes con hipotiroidismo subclínico deben figurar en la interconsulta, además de los datos correspondientes a la identificación del paciente los siguientes datos:


Stacks Image 11